Archivos Mensuales: marzo 2012

El ojo de Dios

La Nebulosa de la HéliceNebulosa Helix o NGC 7293, y en ocasiones llamada El ojo de Dios o El ojo de gato, es una nebulosa planetaria en la constelación de Acuario, a unos 680 años luz de distancia. Es una de las nebulosas planetarias más próximas a la Tierra y fue descubierta por Karl Ludwig Harding antes de 1824. Su aspecto es muy similar a la Nebulosa del Anillo(M57) y sus características físicas son parecidas a las de la Nebulosa Dumbbell (M27).

La nebulosa Helix está compuesta de las capas exteriores de una estrella moribunda. La estrella remanente es una enana blanca. En las fases finales de su vida, alguna vez fue como nuestro sol.

El infrarrojo del telescopio Spitzer puede ver a través del polvo, y revela filamentos de material expulsado por la estrella. Si la estrella tenía planetas alrededor, estos fueron tragados cuando se expandió. Lo que queda de la estrella en el centro, brilla en luz infrarroja debido a un disco de polvo. Este seguramente fue producido por cometas que sobrevivieron la muerte de la estrella.

Hasta ahora, la nebulosa Helix es uno de los pocos sistemas con estrellas muertas en los que se ha encontrado evidencia de la presencia de cometas. Nuestro sol se convertirá en una nebulosa parecida cuando muera, en aproximadamente cinco mil millones de años.

El brillo verde azulado del centro de la nebulosa Helix está producido por los átomos de oxígeno que brillan bajo los efectos de una intensa radiación ultravioleta producida por la estrella central a 120.000 °C y el gas caliente que la rodea. Hacia el exterior de la estrella, es más notorio el color rojo del hidrógeno y el nitrógeno.

A pesar de su gran tamaño aparente, es un objeto difícil de ver debido a su difusión, requiriendo cielos oscuros y el uso de instrumentos lo más luminosos posible, como unos prismáticos o un telescopio funcionando a bajos aumentos.

Otras imágenes asombrosas del telescopio Spitzter en su web.

Etiquetado , , , , , , , , ,

Sean Connery y la navaja de Ockham

El personaje de Sean Connery, en El nombre de la rosa, está inspirado , por una partde en Sherlock Homes, y por otro en un fraile franciscano y filósofo escolástico inglés, que se llamaba Guillermo de Ockham.

Para entender sobre el personaje histórico, las citas referidas a él dicen cosas como que fue: «El mayor nominalista que jamás vivió» «Una de las mentes especulativas más grandes de la Edad Media» entre los pensadores pertenecientes a la escuela franciscana o  «Uno de los metafísicos más profundos que jamás vivieron».
En sus razonamientos hizo frecuente uso del principio de economía de entes, conocido en el ámbito cultural anglosajón como principio de parsimonia. Por ello, aunque es muy anterior a él  (ya lo utilizaban los antiguos griegos, y aparece en el Organon atistótelico, como se menciona en la propia película), fue bautizado como «navaja de Ockham».

¿Pero por qué el nombre de la navaja de Ockham? Se decía que Ockham «afeitaba como una navaja las barbas de Platón» , ya que de su aplicación se obtenía una notable simplicidad ontológica, por contraposición a la filosofía platónica que «llenaba» su ontología de entidades.

Así, el principio de parsimonia o la navaja de Ockham consiste en que si, existiendo varias explicaciones posibles a un fenómeno o problema dado, la más sencilla es la que con toda probabilidad sería la más correcta. 

Como el propio Guillermo dijo «las cosas esenciales no se deben multiplicar sin necesidad». La explicación completa más simple es la preferible.

A pesar de que este principio filosófico no es ni mucho menos infalible, ha sido utilizado en numerosos campos, como la economía, la teología, la lingüística, la teología, la biología, la informática o la estadística.

Así fue utilizado en la teoría microeconómica del comportamiento del consumidor;  para revisar la adecuación explicativa (problema de adquisición del lenguaje) del modelo de Aspectos de una teoría de la sintaxis de la gramática generativa de Chomsky; o en el análisis exploratorio de modelos de regresión lineal múltiple dentro de la estadística.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , ,

Aimee Mullins y sus 12 pares de piernas.

¿Discapacitada? ¿o súpercapacitada? La atleta Aimee Mullins habla sobre las posibilidades que aporta la imaginación a la ciencia protésica. Cuando se deja de querer imitar a un cuerpo humano y se va más allá…
Un discurso maravilloso, sin más.

Los subtítulos están disponibles en varios idiomas en el menú desplegable que se muestra debajo.

 

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

¿Un retrato más? Picasso y Modigliani

Ya que estamos con el aniversario de Juan Gris, hablemos de otro pintor español emblemático: Picasso. Esta vez, será de una de sus obras con más historia detrás de ella, el cuadro titulado : “Modigliani”

 En la película homónima, que es muy recomendable, aparece un retrato pintado por Pablo Picasso de su rival, el pintor ModiglianiPicasso sí que retrató a Modigliani, aunque de una forma diferente, como muestra la segunda imagen.

¿Pero quién es ese tal Modigliani? ¿Y por qué esa leyenda detrás del cuadro?
En 1906 Modigliani llegó a París, tenía 22 años. Era un chico agraciado y original tanto en su forma de vestir como de pintar. Por aquel entonces se puede decir que había dos grupos marcados entre los artistas: los seguidores de Picasso y los seguidores de Matisse. Modigliani, así como sus amigos  Maurice Utrillo, Chaim Soutine , compartieron el rechazo y la marginación de esos grupos.
Modigliani rechazaba fervientemente a Picasso y a su “banda”. Modi (apodo, que por cierto en italiano significa maldito) se relacionaba cordialmente con casi todos los miembros de la comunidad artística asentada en París, pero se le consideraba un marginado. Se buscaba la vida pintando retratos en los cafés a cambio de un plato de comida o un trago.
Modigliani no funcionaba dentro de una corriente clara y definida. Así es que Modigliani no colgó muchas obras hasta después de su muerte, tal vez por la influencia que causaron una serie de sucesos que la acompañaron.
El artista tenía una enfermedad pulmonar, que a menudo le hacía tener que alejarse de su trabajo. Además bebía mucho y fumaba hachís. Aparte de fama de borracho, también tenía fama justificada de adorar a las mujeres, considerarlas la única musa del arte. Pintó numerosos desnudos, que fueron expuestos y a menudo retirados al poco tiempo por indecentes.
Este fragmento de la película “Modigliani” de 2004, demuestra la pasión que sentía por las mujeres hasta el punto de insultar a Picasso, su rival, preguntándole “cómo se hace el amor a un cubo”. No se conoce si esta anécdota es cierta, pero refleja fielmente su rivalidad.
Modigliani se dedicó exclusivamente al retrato. Pintó a muchas mujeres durante su vida, muchas de las cuales se autoproclamaron sus viudas cuando murió. Pero la tragedia perteneció realmente a  Jeanne Hébuterne , una estudiante de la academia de arte Colarossi, donde se conocieron Modi y ella en 1917.
Se sabe poco de Jeanne, pues era tímida y callada. En 1918 dió a luz a la hija de ambos llamada Niza, que fue entregada a una institución por su falta de medios, y la vida bohemia de su padre. En 1919 Jeanne se quedó embarazada de nuevo, justo el año en que la enfermedad pulmonar de Modi se vio agravada, hasta un punto insostenible. Ya no podía recorrer los cafés para hacer retratos y vivían de los adelantos de su agente.
El 22 de enero de 1920, Ortiz de Zárate, el pintor chileno que fue su primer amigo en París, llevó a Modigliani al hospital, inconsciente . Modi no recupera la consciencia, y muere de meningitis tuberculosa el 24 de enero.
En la película, el final de Modigliani es ligeramente diferente, pero igualmente trágico. Sin duda, tratan de reflejar que el éxito sólo le llegó después de muerto y de una vida llena de sinsabores. A pesar de la licencia artística, la película es muy recomendable por lo bien hilada que muestra su historia, y el gran retrato que hace de los artistas de su época.
En la vida real, Jeanne fue llevada al hospital para ver por última vez a Modi, salida de cuentas pero aún en cinta.  A las cuatro de la mañana del domingo, mientras sus padres y su hermano discutían en otra habitación acerca de su futuro y el de sus hijos ilegítimos, Jeanne abrió la ventana de su antiguo dormitorio y se tiró por la ventana, muriendo ella y su bebé.
El retrato que aparece al final de la película, no existe como tal, aunque hay numerosos retratos de Jeanne por parte del artista, como el anterior. El que guarda mayor similitud con el del film, es éste.
Para terminar de comprender la historia, os recomiendo una vez más que veáis la película de 2004, tan expresiva como la historia que narra.
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La flora de la alcachofa, la cría de conejos y matemáticas italianas.

Para los familiarizados con las mates, la flora de la alcachofa y la cría de conejos pueden incluirse en la misma conversación.

Como algunos saben, hablamos de la sucesión de Fibonacci, una sucesión infinita de números naturales.

1,1,2,3,5,8,13,21,34,55,89,144,233,377<br /><br /><br />
\ldots \,

El concepto fundamental de la sucesión de Fibonacci es que cada elemento es la suma de los dos anteriores. de manera que la suma de cualesquiera dos números consecutivos es el inmediato siguiente

Se la debemos a nuestro amigo Leonardo de Pisa  (también llamado Fibonacci), que era un matemático italiano, famoso por haber difundido en Europa el  sistema de numeración indo-arábigo. Es decir, el que usamos actualmente y que emplea notación posicional (de base 10, o decimal) y un dígito de valor nulo: el cero.

Esto ya está bastante bien, para empezar, haber convencido a toda Europa de usar el cero. Pero la sucesión que lleva su apodo, tampoco desmerece nuestra atención.

La sucesión inicia con 1 y 1, y a partir de ahí cada elemento es la suma de los dos anteriores.

A cada elemento de esta sucesión se le llama número de Fibonacci.

¿Y esto sirve para algo? Pues claro,  en ciencias de la computaciónmatemáticas y teoría de juegos.

Respecto a lo que nos atañe, también aparece en configuraciones biológicas, como por ejemplo en las ramas de los árboles, en la disposición de las hojas en un tallo, en la flora de la alcachofa y en el arreglo de un cono. Porque las alcachofas ya no tienen por qué ser aburridas.

Tampoco tiene por qué serlo la cría de conejos, ya que podemos saber cuántos conejitos van a ser creados en un período de tiempo concreto, gracias a esta sucesión.

Como no podía ser menos , la sucesión de Fibonacci, está relacionada con el número aúreo . Al construir bloques cuya longitud de lado sean números de Fibonacci se obtiene un dibujo que asemeja al rectángulo áureo. En la cultura popular, es mucho más conocida la espiral aúrea o espiral dorada, que está construida a partir de un rectángulo aúreo. ¿A qué os suena?

Esta espiral también aparece representada en diversas figuras de la naturaleza, como en plantas o galaxias espirales, como nuestra propia Vía Láctea.

Pues, una espiral de Fibonacci  se aproxima a la espiral dorada; cuando se inscribe en cuadrados cuyos lados responden a la sucesión de Fibonacci: 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, y 34.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,