Archivo de la etiqueta: anécdotas

51 años del primer hombre en el espacio

El 12 de abril de 1961 Yuri Gagarin fue el primer ser humano en viajar al espacio exterior a bordo de la nave Vostok 1.

En 1969, el  programa espacial soviético abrió un proceso de selección donde se presentaron unos 3500 voluntarios, todos pilotos de caza. Los veinte últimos recibieron una formación inicial y después se escogió a un grupo de seis hombres. Finalmente Gagarin resulta elegido como primer cosmonauta, y se le somete a una serie de experimentos y pruebas para determinar su resistencia física y psicológica durante el vuelo.

Gagarin compitió en esta selección con German Titov. Gagarin, sacó mejores notas así como por sus algo mejores características físicas. Gagarin medía 1,57 metros de altura, una ventaja en la pequeña cabina de la nave Vostok .

Se sabe que el vuelo duró 108 minutos en total: 9 minutos para entrar en órbita y luego una órbita alrededor de la Tierra.

Habló un poco por radio y comió un poco de comida para saber si un ser humano podía sentir y comportarse de manera normal sin gravedad.

Como curiosidad, ¡Poyejali! (se traduce como “¡Vámonos!”) fue la frase que dijo Gagarin en el momento del despegue de su nave. Se convirtió en uno de los símbolos de la era espacial.

Hoy el día 12 de abril se ha convertido en el Día del Espacio, que celebró su 50 aniversario por todo lo alto el año pasado.

Etiquetado , , , , , , , , ,

Sean Connery y la navaja de Ockham

El personaje de Sean Connery, en El nombre de la rosa, está inspirado , por una partde en Sherlock Homes, y por otro en un fraile franciscano y filósofo escolástico inglés, que se llamaba Guillermo de Ockham.

Para entender sobre el personaje histórico, las citas referidas a él dicen cosas como que fue: «El mayor nominalista que jamás vivió» «Una de las mentes especulativas más grandes de la Edad Media» entre los pensadores pertenecientes a la escuela franciscana o  «Uno de los metafísicos más profundos que jamás vivieron».
En sus razonamientos hizo frecuente uso del principio de economía de entes, conocido en el ámbito cultural anglosajón como principio de parsimonia. Por ello, aunque es muy anterior a él  (ya lo utilizaban los antiguos griegos, y aparece en el Organon atistótelico, como se menciona en la propia película), fue bautizado como «navaja de Ockham».

¿Pero por qué el nombre de la navaja de Ockham? Se decía que Ockham «afeitaba como una navaja las barbas de Platón» , ya que de su aplicación se obtenía una notable simplicidad ontológica, por contraposición a la filosofía platónica que «llenaba» su ontología de entidades.

Así, el principio de parsimonia o la navaja de Ockham consiste en que si, existiendo varias explicaciones posibles a un fenómeno o problema dado, la más sencilla es la que con toda probabilidad sería la más correcta. 

Como el propio Guillermo dijo «las cosas esenciales no se deben multiplicar sin necesidad». La explicación completa más simple es la preferible.

A pesar de que este principio filosófico no es ni mucho menos infalible, ha sido utilizado en numerosos campos, como la economía, la teología, la lingüística, la teología, la biología, la informática o la estadística.

Así fue utilizado en la teoría microeconómica del comportamiento del consumidor;  para revisar la adecuación explicativa (problema de adquisición del lenguaje) del modelo de Aspectos de una teoría de la sintaxis de la gramática generativa de Chomsky; o en el análisis exploratorio de modelos de regresión lineal múltiple dentro de la estadística.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , ,