Archivo de la etiqueta: cosmología

¿Por qué tienen una M y un número asignado algunos objetos espaciales? El Catálogo Messier

Charles Messier fue un astrónomo francés que vivió entre 1730 y 1817, quien fue el creador del catálogo de 110 objetos del espacio profundo, conocido como el Catálogo Messier.

A menudo diferentes objetos espaciales son conocidos por un nombre y un número al que se antepone una M: por ejemplo Las Pléyades son a su vez M45. Esta  M es de Messier.

Messier era un gran aficionado a la caza de cometas, y trabajó varios años como asistente en el Observatorio Marino. Inauguró el catálogo con la Nebulosa del Cangrejo ( M1 ) en agosto de 1758 cuando buscaba en el cielo el cometa Halley. A Messier le interesaba catalogar aquellos objetos porque eran fijos, y así podría distinguirlos de los errantes, facilitando su búsqueda de cometas, su gran afición.

El título formal de su catálogo es  “Catálogo de Nebulosas y Cúmulos de Estrellas r, que se observan entre las estrellas fijas sobre el horizonte de París” (“Catalogue des Nébuleuses et des amas dÈtoiles, que l’on découvre parmi les Étoiles fixes sur l’horizon de Paris”) y fue publicado en tre 1774 y 1781.

En él aparecen tanto nebulosas, como cúmulos de estrellas abuertos y globulares, así como galaxias; todos principalmente visibles desde el hemisferio norte, ya que Messier vivía en Francia.

Más de un siglo después otros astrónomos extendieron la lista hasta 110, ya que la primera edición sólo incluía 45 objetos en realidad, que llegaron a 46 en un primer suplemento y más tarde a 70; pero en realidad la lista Messier finalmente incluía 103. La última edición se realizó en 1966.

Muchos de estos objetos siguen siendo conocidos por su número del catálogo Messier. Otros son más conocidos por su número en el NGC (New General Catalogue).

Desde mediados de los ochenta algunos aficionados a la astronomía, realizan maratones Messier. En una sola noche intentan observar el mayor número posible de objetos del catálogo. Suele llevarse a cabo en la segunda mitad de marzo, cerca del equinoccio y coincidiendo con la luna nueva para mejor visibilidad.

Vía | wikipedia

Fotos | wikipedia

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , ,

Diez de las más bellas nebulosas de nuestra galaxia

La selección es personal. Las vistas de las nebulosas sólo son una versión de las muchas existentes.
Pulsar en las imágenes para ampliar. 


La nebulosa Carina

No podría ser otra la primera en nombrarse, que la impresionante nebulosa Carina; una enorme nebulosa difusa, fruto de una de las estrellas más masivas conocidas en nuestra galaxia, Eta Carinae.

La nebulosa se encuentra a una distancia estimada de 6500 a 10000 años luz de la Tierra. Aunque es aproximadamente cuatro veces más grande y más brillante que la famosa Nebulosa de Orión, NGC 3372 es mucho menos conocida debido a su localización en el Hemisferio Sur.

Cualquiera de las vistas que podemos encontrar de ella, es impresionante.


La nebulosa del Lápiz

La Nebulosa del Lápiz es sólo una pequeña parte del remanente de la supernova de Vela.

El remanente de Vela como tal tiene 114 años luz de longitud máxima y se halla a 815 años luz del Sistema Solar. Se trata de una nube de desechos de una estrella en expansión que explotó hace unos 11.000 años. La estrella que murió como supernova podría haber sido 250 veces más brillante que Venus y resultaría visible para los observadores del hemisferio Sur en pleno día.


La nebulosa del Caballo

La nebulosa Cabeza de Caballo o Barnard 33 (B33), es una nube de gas fría y oscura, que resalta sobre una brillante nube de gas. Está situada a unos 1000 años-luz de la Tierra, al sur del extremo izquierdo del Cinturón de Orión.

La forma atípica de Cabeza de Caballo fue descubierta por primera vez en una placa fotográfica a fines del siglo XIX.

Las nebulosas oscuras no emiten luz visible, aunque sí emiten radiación a otras frecuencias, principalmente a frecuencias de radio, emiten luz en el infrarrojo o sólo reflejan la luz visible de las estrellas cercanas. La mayor parte de fotos de nebulosas están hechas en infrarrojo, asignándose un color a cada longitud de onda infrarroja, por lo que se suele decir que los colores son “falsos”.


Nebulosa de Orión

La nebulosa de Orión, también conocida como Messier 42, es una nebulosa difusa situada al sur del Cinturón de Orión. Es una de las nebulosas más brillantes que existen, y puede ser observada a simple vista en el cielo nocturno.

Está situada a 1.270±76 años luz de la Tierra, y posee un diámetro aproximado de 24 años luz. Algunos documentos latinos antiguos se refieren a ella como la espada de Orión.

La nebulosa del Cisne o Nebulosa Omega

También conocida como M17, esta nebulosa se encuentra en Sagitario, a 5.500 años-luz de la Tierra, con unos 20 años luz de extensión. Se trata de un burbujeante océano de hidrógeno candente con trazas de otros elementos, como oxígeno y azufre. Denominada también Nebulosa Omega, actúa como semillero de nuevos astros.

Es visible con prismáticos hacia la constelación de Sagitario.

Los colores representan los diversos gases, rojo para el azufre, verde el hidrógeno y azul para el oxígeno.


Nebulosa Roseta

Dentro de esta nebulosa hay un cúmulo de brillantes estrellas jóvenes, llamado NGC 2244. Formadas hace cuatro millones de años a partir de material nebular y vientos estelares, son visibles en un agujero en el centro.

La luz ultravioleta que causa el brillo de la nebulosa, viene del cúmulo caliente. Con unos 100 años luz, y a 5000 años luz de nosotros, podemos verla con un pequeño telescopio hacia la constelación de Monoceros.



La nebulosa de la Burbuja

Conocida también como NGC 7635, tiene una extensión de 6 años luz y puede ser visible desde pequeños telescopios hacia la constelación de Casiopea.

Esta gigantesca burbuja espacial fue creada por una brillante y azul estrella masiva. En realidad, ahora la nebulosa Burbuja es la más pequeña de las tres burbujas que rodean a al estrella, de nombre BD+602522 y es parte del circuito de burbuja gigante S162.

El gas abandona muy rápidamente BD+602522, empujando y esparciendo el gas hacia la coraza. Entonces la luz energética ioniza la coraza haciéndola brillar.


La nebulosa Trífida

El gas rojo brillante es resultado de la luz estelar de alta energía chocando con el hidrógeno interestelar.  Los filamentos oscuros de polvo se crearon en atmósferas frías de estrellas gigantes y en los desechos de la explosión de supernovas. También conocida como M20, esta nebulosa es visible con unos buenos prismáticos en la constelación de Sagitario.

Todavía se está investigando que estrellas jóvenes y brillantes están iluminando de azul la nebulosa de reflexión. La luz de M20 que vemos hoy dejó la nebulosa hace 3.000 años, aunque la distancia exacta todavía es desconocida. La luz tarda unos 50 años en recorrer la propia M20 .


El Anillo del Sur

El Anillo del Sur, es una nebulosa planetaria. A las nebulosas planetarias se les llama así porque muchas de ellas se parecen a los planetas cuando son observadas a través de un telescopio.

Está solamente a 2000 años luz de la Tierra y mide casi medio año luz. Tiene una masa de unas 14 veces la masa del sol.

Los distintos colores representan temperaturas: azul más caliente y rojo más fría. También se distinguen algunos filamentos: nubes de polvo ricos en carbono.

Nuestro Sol podría expulsar una nebulosa planetaria similar a esta dentro de unos 6.000 millones de años.

La nebulosa del Águila

Otra de las más impresionantes, y más conocidas nebulosas, la he dejado para el final.

La nebulosa del Águila, parte del “objeto astronómico” M16, es una de las nebulosas más famosas. Las fotografías que el Hubble ha hecho de ella son muy conocidas.

Se trata de un cúmulo de estrellas jóvenes rodeado por nubes natales de polvo cósmico y gas resplandeciente.

La radiación energética del cúmulo de estrellas erosiona material cerca de los extremos, eventualmente exponiendo las nuevas estrellas.

Extendiéndose desde el borde superior izquierdo de la nebulosa hay otra columna polvorienta de formación estelar conocida como el Hada de la nebulosa del Águila.

M16 y la Nebulosa del Aguila yacen a unos 7000 años luz de distancia, y son un fácil objetivo para prismáticos o pequeños telescopios en una parte del cielo rica en nebulosas en la partida constelación de  Serpens Cauda (la cola de la serpiente).

Las densas y polvorientas columnas que se elevan hacia el centro, son de años luz de longitud pero en contracción gravitacional para  formar estrellas. Se trata de los famosos Pilares de la Creación, que todos reconocerán sin duda en la imagen que sigue, que contribuyó enormemente a la popularidad de la nebulosa.

La imagen del Hubble es una de las ilustraciones más populares del espacio, y con frecuencia aparece en películas de ciencia-ficción, como Contacto, de 1997, la cual está basada en la novela homónima del astrónomo Carl Sagan.

Vías | Observatorio.info (traducción oficial de Astronomical Picture Of The Day de la NASA) , Astromia.com ,astronomía educativa

Fotos | Telescopio New Technology , Telescopio Hubble , Telescopio Spitzer

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,