Archivo de la etiqueta: mecánica cuántica

Las cuatro fuerzas fundamentales

Lo que nosotros comúnmente llamamos “fuerzas” son los efectos causados por las partículas portadoras de fuerzas ( bosones ) sobre las partículas materiales ( fermiones ). 

Según una definición clásica, fuerza es todo agente capaz de modificar la cantidad de movimiento o la forma de los cuerpos materiales.

El término fuerza se usa comúnmente para referirse a lo que mueve un objeto; por ejemplo la fuerza necesaria para cargar un avión.

La comunidad científica prefiere el nombre de interacciones fundamentales al de fuerzas debido a que con ese término se pueden referir tanto a las fuerzas como a los decaimientos que afectan a una partícula dada. En física, se denominan interacciones fundamentales los cuatro tipos de campos cuánticos mediante los cuales interactúan las partículas

Como la Wikipedia dice hay cuatro tipos de ellos:

Existen 4 tipos de interacciones fundamentales: interacción nuclear fuerteinteracción nuclear débilinteracción electromagnética e interacción gravitatoria.

Casi toda la historia de la física moderna se ha centrado en la unificación de estas interacciones, y hasta ahora la interacción débil y la electromagnética se han podido unificar en la interacción electrodébil.  En cambio, la unificación de la fuerza fuerte con la electrodébil es el motivo de toda la teoría de la gran unificación. Y finalmente, la teoría del todo involucraría esta interacción electronuclear con la gravedad.

Las cuatro interacciones fundamentales, lo son porque no se pueden explicar en función de otras más básicas.

Una explicación sencilla y entendible por todos de cada una de las interacciones, nos la da la página de astronomía educativa Astromia.com :

La gravitatoria es la fuerza de atracción que un trozo de materia ejerce sobre otro, y afecta a todos los cuerpos. La gravedad es una fuerza muy débil y de un sólo sentido, pero de alcance infinito.

La fuerza electromagnética afecta a los cuerpos eléctricamente cargados, y es la fuerza involucrada en las transformaciones físicas y químicas de átomos y moléculas. Es mucho más intensa que la fuerza gravitatoria, tiene dos sentidos (positivo y negativo) y su alcance es infinito.

La fuerza o interacción nuclear fuerte es la que mantiene unidos los componentes de los núcleos atómicos, y actúa indistintamente entre dos nucleones cualesquiera, protones o neutrones. Su alcance es del orden de las dimensiones nucleares, pero es más intensa que la fuerza electromagnética.

La fuerza o interacción nuclear débil es la responsable de la desintegración beta de los neutrones; los neutrinos son sensibles únicamente a este tipo de interacción. Su intensidad es menor que la de la fuerza electromagnética y su alcance es aún menor que el de la interacción nuclear fuerte.

Todo lo que sucede en el Universo es debido a la actuación de una o varias de estas fuerzas. Cada una implica el intercambio de un tipo diferente de partícula, denominada partícula de intercambio o intermediaria.

Todas las partículas de intercambio son bosones, mientras que las partículas origen de la interacción son fermiones; como ya hemos dicho más arriba.

 

 

Actualmente, uno de los retos científicos de nuestra época (a pesar de que el término Teoría del Campo Unificado fue introducido ya por Einstein), es el intento de demostrar que estas interacciones fundamentales, aparentemente diferentes, son en realidad manifestaciones de un modo único de interacción.

La Teoría del Todo (ToE), en vías de expansión y demostración, quiere englobar las cuatro interacciones fundamentales en un sólo marco teórico. Actualmente existe la  Teoría de la Gran Unificación ( TGU o GUT) que une en un mismo marco la fuerza electromagnética, nuclear fuerte y nuclear débil, dejando fuera la más escurridiza de todas: la gravedad.

Los físicos teóricos han sido incapaces hasta ahora de formular una teoría consistente que combine la relatividad general y la mecánica cuántica. Las dos teorías han mostrado ser incompatibles y la cuantización de la gravedad continúa siendo un serio problema en el campo de la física. En los años recientes, la búsqueda de una teoría de campo unificada se ha focalizado en las teoría de cuerdas (string theory en inglés) y en la teoría M que pretende unificar las teorías de cuerdas existentes.

Vías | Wikipedia, Astromia.com

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Hace unos 27 años… en este mismo universo…

Un año cualquiera como este, pero en un punto anterior en el tiempo, Stephen Hawkings terminó su primer borrador de “Historia de tiempo”.

Ese mismo año, le fue practicada la traqueotomía que le dejó mudo para siempre. Durante un tiempo, como el mismo declara en el propio libro, pensó que no lograría terminar “Historia del tiempo”. Pero gracias al programa de comunicaciones Living Center, donado por Walt Woltosz, puedo escribir este libro, y muchos otros, así como un buen número de artículos.

Cómo el mismo Stephen dijo, este programa le dio la vuelta a su situación. Una situación que podría desesperar a cualquiera, y que tal vez, parecía ( y sólo parecía ) insuperable.

Hoy,todos conocemos esta historia, y hasta nos hemos acostumbrado a ella. Hawkings es una persona y un “personaje” conocido por todos.

Si hace 27 años, la fuerza de voluntad de Hawkings no le hubiera empujado a seguir adelante, quizás hoy la divulgación científica sería diferente, o no sería posible. No podemos saberlo. Hawkings fue de los primeros expertos en intentar escribir no sólo libros técnicos, sino libros divulgativos acerca de su campo, que nos hacen un poco más comprensibles los misterios de nuestra era.

¿Existen realmente las cosas insuperables? O simplemente, ¿Existen realmente las cosas?

En “Historia del tiempo” hay dos cuestiones llamativas para mí, que nos sugiere. Una es, que las teorías son sólo teorías basadas en mediciones y datos empíricos, y que nunca son del todo ciertas. Siempre pueden estar equivocadas y tener que ser corregidas, o rechazadas por completo. Hawkings nombra como ejemplo a Ptolomeo y su universo en el que la Tierra era el centro.

¿Durante cuánto tiempo esto fue cierto, porque las mediciones posibles en aquella época, era lo único que podían demostrar? Además, existe la subjetividad del observador, que afecta a la observación.

Por eso, las cosas que parecen muy ciertas hoy, tal vez no lo sean mañana. Y sí fue así con algo de tal magnitud como el universo, ¿por qué no con otras cosas más pequeñas?

La otra cuestión es descubrir la teoría que haga que se cumplan todas las teorías. El descubrimiento de una teoría unificada, en la que todas las cosas encajen armónicamente. Las grandes y las pequeñas.

Hawkings, nos plantea una premisa interesante. El mayor motor de avance y descubrimiento para nuestra raza ha sido la supervivencia. Hemos evolucionado de una manera concreta porque era la mejor para sobrevivir en nuestro ambiente. ¿Qué ocurriría si al descubrir las leyes y principios fundamentales, esto no fuera favorable a la superviviencia de nuestra especie?

¿Y si descubrir el misterio del universo,no fuera una ventaja para nosotros sino todo lo contrario?

El autor, plantea que quizás, la propia ley universal, el principio armónico que rige todo, contiene en sí mismo el hecho o necesidad de que nosotros no conozcamos ese principio universal. Tal vez, simplemente no podemos conocerlo.

 

Así , hay misterios de momento inalcanzables, que son la cuna del orden de las cosas, y por otro lado, las cosas son tan subjetivas, que se podría decir que son imaginarias. 

Con esto en mente, espero que puedan sentirse un poco más libres, y ver las cosas como quieran verlas, porque sólo así serán ciertas, y disfrutar del misterio de la vida, en la que todo tiene su lugar. Porque es importante recordar, que el universo es infinito y está en constante expansión, así que cada uno, como observador, somos el centro del universo.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,